lunes, febrero 20, 2006

Ubuntu

Llevaba ya tiempo queriendo escribir algo sobre esta distribución.

Si los fanáticos del software libre ven a Microsoft como el enemigo, yo veo a Ubuntu en ese papel. La naturaleza de esta aversión (creo que se escribe así) hacia Ubuntu viene de su naturaleza y su propósito.

Nos venden la idea de que es una Debian orientada al escritorio. No me lo trago, Ubuntu no deja de ser un FORK (para los no iniciados, un fork es una derivación de un producto en la que se deja de seguir las pautas originales del proyecto, creando así un proyecto totalmente nuevo). El propósito de Ubuntu es NO colaborar con Debian, eso no entra en sus planes, quieren modificar Debian hasta el punto de hacer una distribución totalmente nueva; esa idea está muy bien, pero al menos podían COLABORAR con Debian y ofrecer sus mejoras al proyecto.

Otro tema importante es el tema de las actualizaciones. Ubuntu intenta tener las últimas versiones de cada paquete que incorpora. ¿Esto es productivo? Se incluyen paquetes tan nuevos, que su estabilidad es casi nula, chocan con las versiones anteriores y lo que es peor, no intentes poner un paquete de Debian, o te cargarás el sistema completo debido a las incompatibilidades entre paquetes. El objetivo de Ubuntu es hacerse con el mercado de los escritorios. ¿Realmente es necesario ese ciclo tan agresivo de actualizaciones?. Cada vez que se actualiza la distribución, es necesario reinstalar el sistema completo; yo no veo la productividad por ningún sitio. Veo mucho más práctico el sistema de actualizaciones de otras distribuciones (normalmente una por año).

Y por último. No olvidemos que Ubuntu es el capricho de un millonario, no deja de ser más que un simple capricho, que tarde o temprano se volverá contra sus orígenes (el proyecto Debian) y que probablemente, hará que Debian se destine sólo a unos cuantos frikis (al igual que pasa con Slackware) que no estén dispuestos a estar bajo el control de una empresa, ya que Ubuntu no deja de ser propiedad de Canonical.

En fin, sigamos viendo a Microsoft como enemigo... pero el enemigo lo tenemos en casa.

P.D.: SÍ, he usado Ubuntu, tanto en x86 como en PPC. Es más, he usado dos versiones distintas.

3 comentarios:

Edom dijo...

Después de leer ésto, se me ha quedado un tanto seca la boca (¿o es la mirada?)..., y claro, hace un día que acabo de instalar Ubuntu en mi PC.

-J- dijo...

Ay ay ay...

Te imagino con barba milenaria, camisa hawaiana y aureola en la testa agitando las masas con el "¡No u-ti-li-sar sofet-güer pri-va-ti-vou!"

Emilio López dijo...

Que va, probablemente me veas con camisas de cuadros y jerseys pálidos agitando a las masas con el nuevo eBook ;-)